Red de Escuelas por el Reciclaje

LA CONCIENCIACIÓN ES EL PUNTO DE PARTIDA DEL PROGRAMA AMBIENTAL DEL IES VALLE DE ALLER

El IES Valle de Aller, primer centro en recibir la distinción 4R en el curso 2020-2021 demuestra, un año más, su compromiso con la sostenibilidad y el cuidado del planeta, a través de la prevención y la gestión adecuada de los residuos.

Durante el primer trimestre del curso escolar, este centro educativo ha organizado diferentes acciones dirigidas a los estudiantes que participarán en la CONFINT regional, con el objetivo de concienciarles sobre la importancia de la protección del medio ambiente y brindarles las herramientas necesarias para abordar los problemas ecosociales.

Una de las actividades destacadas ha sido “La importancia de la masa crítica: Toma de conciencia ambiental en el alumnado más joven del IES Valle de Aller” cuyo propósito es dar la bienvenida e inspirar al alumnado para convertirlo en motor de cambio social. Asimismo, se ha realizado una visita al Centro Olaya Miel Ecológica, en la que han tenido la oportunidad de aprender sobre prácticas ecológicas.

Con motivo de la Semana Europea de Prevención de Residuos, y bajo el lema “El Compromiso del IES Valle de Aller por una Asturias Circular con Envases y Envoltorios Sostenibles”, el centro ha desarrollado un programa completo de actividades que incluyen  una campaña de reutilización de tarros de vidrio para una alimentación casera saludable, un concurso de carteles para el fomento de la utilización de envases y envoltorios sostenibles en los recreos y la participación de las familias, como en ediciones anteriores, en el reto “21 días para salvar el planeta”.

Otro proyecto que se llevó a cabo es El R-viaje de la bolsa de papel  un programa destinado a los alumnos y alumnas de 1º de ESO que combina senderismo, biodiversidad, ciencia ciudadana y decoración navideña. En noviembre cuarenta estudiantes realizaron una ruta guiada por la senda verde del Río Negro y el camino de Les Fuentes de la mano de Silvino Cordero, perteneciente a la Asociación Molín de Adela. Los participantes aprendieron a observar y recopilar datos de la fauna y flora local, así como el uso de aplicaciones tecnológicas que ayudan a identificar especies y enviar datos a plataformas de Ciencia Ciudadana. La intención es convertir esta actividad en un proyecto continuo en el que realicen seguimientos voluntarios a lo largo del año para observar los cambios en la flora y fauna de la zona, fomentando así la participación en la ciencia ciudadana y promoviendo la conciencia ambiental. En esta jornada aprovecharon para recolectar elementos naturales con fines de decoración navideña, reutilizando bolsas de papel.

El centro también participó en actividades de solidaridad y voluntariado como una charla sobre proyectos solidarios, talleres de voluntariado, campañas de recogida de cartuchos y tóner, concursos y exposiciones sobre el desperdicio alimentario y el reciclaje, y la celebración del Día Mundial de la Protección de la Naturaleza.

Enhorabuena al centro por este comienzo de curso tan circular.

Share

No Comments

Add Comment

Name*

Email*

Website